miércoles, 14 de marzo de 2018


Cada año en el equinoccio de primavera, la esplanada de la pirámide de Kukulkán se llena de gente para asistir al descenso de la serpiente emplumada. Cada 21 de marzo (y 22 de septiembre para el equinoccio de otoño), durante unas cinco horas, se produce un juego de luces y sombras en las escaleras de la gran pirámide de la ciudad de Chichén Itzá.
Desde la esplanada, parece que una serpiente baja lenta y sinuosamente las escaleras de la pirámide hasta llegar al piso.

Miles de personas viajan de todo el mundo para admirar este espectáculo astronómico, donde todo el día hay un ambiente festivo. Los visitantes usualmente usan ropa blanca para deshacerse de “malas vibraciones” y atraer energía positiva del nuevo sol.
Ven a presenciar esta maravillosa leyenda  maya hecha realidad.

Después de tu visita a Chichen Itzá, recomendamos disfrutar la primavera en Río Lagartos y hospedarte en 

Hotel Tabasco Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario